Amor online (final)

Pero encontraron un tema común de conversación. Se rompió el silencio. Volvieron las risas acompañadas de carcajadas de ella. El personaje de la camiseta ya no era tan odioso, incluso tenía un punto gracioso con la pose en la que estaba. Los defectos de ella empezaron a desaparecer, incluso él pudo darse cuenta que tenía unos ojazos de color azul celeste, despreciados por el objetivo de la cámara. Y al día le sigue la noche, a ésta el día siguiente, el mes siguiente … hasta llegar a pasar una vida juntos.